5.1.11

Sus palabras resonaban en mi cabeza. Duras, como el acero, punzantes, como un aguijón. Me estaban destrozando poco a poco, haciéndome sufrir. Otro ataque de histeria y nervios le había cegado por completo. Ya no aguantaba más. El dolor de esa cuchilla oxidada en mi costado cada vez era más insoportable, cada vez se incrustaba más y más. Entonces noté esa sensación de ardor en mi garganta, esa sensación amarga que me indicaba que todo lo que tenía acumulado allí dentro tenía que salir. Tenía que desprenderme de todo ese dolor que me había encerrado en este infierno, ese dolor que sólo él había causado. Un grito más. <<¡No!>>
-      ¡¡Basta!!
Lancé tal grito que hasta a mí se me erizó el vello de la piel. Todas esas lágrimas de amargura brotaron de mí y cayeron por mi mejilla como pequeños trozos de hielo. Me cogió del brazo, apretándome con fuerza, pero era una fuerza vaga, en vano. La fuerte ahora era yo, pues él sólo había conseguido alimentar mi ira, y así mi fuerza con sus sucias palabras. Así pues me harté. Le dije toda la mierda que había llegado a ser, le dije todo eso que durante meses se me presentó en la mente como imposible de decir, de liberar. Le dije la verdad.
Me empujó brutalmente a la pared cogiéndome de las muñecas, pero yo fui más rápida y lista, pues le di una patada donde más le dolía. Y aún fue más duro, porque le pisé todo su orgullo.
-      ¡¡Cabronazo!!- le dije.
Cayó al suelo y me dirigió su mirada más cruel, una mirada llena de odio. Pero a mí ya nada me importaba eso. <<¡Al diablo!>>
Salí corriendo al rellano. Me alcanzó, entonces me di la vuelta y le di un puñetazo en la cara con toda la fuerza que tenía dentro. Y me fui, dejándole allí, con toda su mierda. Si quería limpiarla, me daba igual. Las oportunidades ya habían pasado para él. Al salir fuera noté el aire fresco de esa mañana. Estaba libre, libre de él, libre de todo. Corrí, grite, eufórica, mientras la gente recién despertada por mi culpa me miraba con rabia. Por fín. Me sentía feliz. Me sentía… FRESCA Y LIBRE.

1 comentario:

  1. Que chica más valiente, muchas deberían tomar el ejemplo :)

    ResponderEliminar

Sonrisas de Caramelo :D